Le Noble Coran

Sourate Abraham (Ibrahim)

Précédent          Index          Suivant

 

1.

'lr.

Ésta es una Escritura que te hemos revelado para que, con permiso de su Señor, saques a los hombres de las tinieblas a la luz, a la vía del Poderoso, del Digno de Alabanza,

2.

de Alá, a Quien pertenece lo que está en los cielos y lo que está en la tierra.

¡Ay de los infieles, por un castigo severo...!

3.

Quienes prefieren la vida de acá a la otra y

desvían a otros del camino de Alá, deseando que sea tortuoso,

están profundamente extraviados.

4.

No mandamos a ningún enviado que no hablara en la lengua de su pueblo, para que les explicara con claridad.

Alá extravía a quien Él quiere y dirige a quien Él quiere.

él es el Poderoso, el Sabio.

5.

Ya hemos enviado a Moisés con Nuestros signos:

"¡Saca a tu pueblo de las tinieblas a la luz

y recuérdales los Días de Alá!"

Ciertamente, hay en ello signos para todo aquél que tenga mucha paciencia, mucha gratitud.

6.

Y cuando Moisés dijo a su pueblo:

"Recordad la gracia que Alá os dispensó cuando os salvó de las gentes de Faraón,

que os sometían a duro castigo, degollando a vuestros hijos varones y dejando con vida a vuestras mujeres.

Con esto os probó vuestro Señor duramente".

7.

Y cuando vuestro Señor anunció:

"Si sois agradecidos, os daré más.

Pero, si sois desagradecidos,... Ciertamente, Mi castigo es severo".

8.

Moisés dijo: "Si sois desagradecidos, vosotros y todos los que están en la tierra... Alá Se basta a Sí mismo, es digno de alabanza".

9.

¿No os habéis enterado de lo que pasó a quienes os precedieron: el pueblo de Noé, los aditas, los tamudeos,

y los que les sucedieron, que sólo Alá conoce?

Vinieron a ellos sus enviados con las pruebas claras, pero llevaron las manos a sus bocas

y dijeron: "No creemos en vuestro mensaje

y dudamos seriamente de aquello a que nos invitáis".

10.

Sus enviados dijeron:

"¿Es posible dudar de Alá, creador de los cielos y de la tierra?

Él os llama para perdonaros vuestros pecados y remitiros a un plazo fijo".

Dijeron:

"No sois más que unos mortales como nosotros.

Queréis apartarnos de los dioses a los que nuestros antepasados servían. ¡Aportadnos, pues, una autoridad evidente!"

11.

Sus enviados les dijeron: "No somos más que unos mortales como vosotros,

pero Alá agracia a quien Él quiere de Sus siervos.

Y nosotros no podemos aportaros una autoridad sino con permiso de Alá.

¡Que los creyentes confíen en Alá!"

12.

¿Cómo no vamos a poner nosotros nuestra confianza en Alá, si nos ha dirigido en nuestros caminos?

Tendremos, ciertamente, paciencia, a pesar de lo mucho que nos molestáis.

¡Que los que confían confíen en Alá!

13.

Los infieles dijeron a su enviados: "¡Hemos de expulsaros de nuestro territorio, a menos que volváis a nuestra religión!"

Su Señor les inspiró:

"¡Hemos de hacer perecer a los impíos

14.

y hemos de instalaros, después de ellos, en la tierra!

Esto es para quien tema Mi condición y tema Mi amenaza".

15.

Pidieron un fallo y todo tirano desviado sufrió una decepción.

16.

Le espera la gehena y se le dará a beber una mezcla de pus y sangre,

17.

a tragos, que apenas podrá pasar.

La muerte vendrá a él por todas partes, sin que llegue a morir.

Le espera un duro castigo.

18.

Las obras de quienes no creen en su Señor son como cenizas azotadas por el viento en un día de tormenta.

No pueden esperar nada por lo que han merecido.

Ése es el profundo extravío.

19.

¿No has visto que Alá ha creado con un fin los cielos y la tierra?

Si Él quisiera, os haría desaparecer y os sustituiría por criaturas nuevas.

20.

Y eso no sería difícil para Alá.

21.

Todos comparecerán ante Alá. Los débiles dirán entonces a los altivos:

"Nosotros os seguíamos.

¿No podríais ahora servirnos de algo contra el castigo de Alá?"

Dirán:

"Si Alá nos hubiera dirigido, os habríamos dirigido.

Da igual que nos impacientemos o que tengamos paciencia:

no tenemos escape..."

22.

El Demonio dirá cuando se decida la cosa:

"Alá os hizo una promesa de verdad,

pero yo os hice una que no he cumplido.

No tenía más poder sobre vosotros

que para llamaros y me escuchasteis.

¡No me censuréis, pues, a mí, sino censuraos a vosotros mismos!

Ni yo puedo socorreros, ni vosotros podéis socorrerme.

Niego que me hayáis asociado antes a Alá".

Los impíos tendrán un castigo doloroso,

23.

mientras que a quienes hayan creído y obrado el bien se les introducirá en jardines por cuyos bajos fluyen arroyos

y en los que estarán, con permiso de su Señor, eternamente.

Como saludo oirán: "¡Paz!"

24.

¿No has visto cómo ha propuesto Alá como símil una buena palabra,

semejante a un árbol bueno, de raíz firme y copa que se eleva en el aire,

25.

que da fruto en toda estación, con permiso de su Señor?

Alá propone símiles a los hombres. Quizás, así. se dejen amonestar.

26.

Una mala palabra es, al contrario, semejante a un árbol malo

arrancado del suelo: le falta firmeza.

27.

Alá confirma con palabra firme a quienes creen, en la vida de acá y en la 1, otra.

Pero Alá extravía a los ímpios.

Alá hace lo que quiere.

28.

¿No has visto a quienes cambian la gracia de Alá por la incredulidad

y alojan a su pueblo en la morada de perdición?

29.

En la gehena,

en la que arderán. ¡Qué mala morada...!

30.

Atribuyeron iguales a Alá para extraviar a otros de Su camino.

Di: "¡Gozad brevemente! ¡Estáis destinados al Fuego!"

31.

Di a mis servidores creyentes que hagan la azalá

y que den limosna, en secreto o en público,

de lo que les hemos proveído, antes de que venga día en que ya no haya comercio ni amistad.

32.

Alá es Quien ha creado los cielos y la tierra y ha hecho bajar agua del cielo,

mediante la cual ha sacado frutos para sustentaros.

Ha sujetado a vuestro servicio las naves para que, por Su orden, surquen el mar.

Ha sujetado a vuestro servicio los ríos.

33.

Ha sujetado a vuestro servicio el sol y la luna, que siguen su curso.

Ha sujetado a vuestro servicio la noche y el día.

34.

Os ha dado de todo lo que Le habéis pedido.

Si os pusierais a contar las gracias de Alá, no podríais enumerarlas.

El hombre es, ciertamente, muy impío, muy desagradecido.

35.

Y cuando Abraham dijo:

"¡Señor! ¡Que esté segura esta ciudad!

¡Y evita que yo y mis hijos sirvamos a los ídolos!

36.

¡Señor! ¡Han extraviado a muchos hombres!

Quien me siga será de los míos.

Pero quien me desobedezca... Tú eres indulgente, misericordioso.

Pero quien me desobedezca... Tú eres indulgente, misericordioso.

37.

¡Señor! He establecido a parte de mi descendencia en un valle sin cultivar, junto a tu Casa Sagrada,

¡Señor!, para que hagan la azalá.

¡Haz que los corazones de algunos hombres sean afectuosos con ellos!

¡Provéeles de frutos! Quizás, así, sean agradecidos.

38.

¡Señor! Tú sabes bien lo que ocultamos y lo que manifestamos.

No hay nada, en la tierra como en el cielo, que se esconda a Alá.

39.

¡Alabado sea Alá, Que, a pesar de mi vejez, me ha regalado a Ismael e Isaac!

Mi Señor oye, ciertamente, a quien Le invoca.

40.

¡Señor! ¡Haz que haga la azalá, y también mi descendencia,

Señor, y acepta mi invocación!

41.

¡Señor! Perdónanos, a mí, a mis padres y a los creyentes el día que se ajusten cuentas".

42.

No creas que Alá se despreocupa de lo que hacen los impíos.

Les remite solamente a un día en que mirarán con los ojos desorbitados,

43.

corriendo con el cuello extendido,

erguida la cabeza, clavada la mirada,

el corazón vacío.

44.

¡Prevén a los hombres contra el día en que tendrá lugar el Castigo!

Entonces, dirán los impíos:

"¡Señor! ¡Remítenos a un plazo próximo para que respondamos a Tu llamada y sigamos a los enviados!"

"¿No jurasteis en otra ocasión que no conoceríais el ocaso?

45.

Habitasteis las mismas viviendas que habitaron quienes fueron injustos consigo mismos

y se os mostró claramente cómo hicimos con ellos.

Os dimos ejemplos..."

46.

Urdieron intrigas, pero Alá las conocía,

y eso que eran intrigas como para trasladar montañas.

47.

No creas que Alá vaya a faltar a la promesa hecha a Sus enviados

- ¡Alá es poderoso, vengador!-,

48.

el día que la tierra sea sustituida por otra tierra y los cielos por otros cielos,

que comparezcan ante Alá, el Uno, el Invicto.

49.

Ese día verás a los culpables encadenados juntos,

50.

sus indumentos hechos de alquitrán, cubiertos de fuego sus rostros.

51.

Alá retribuirá así a cada uno según sus méritos.

¡Alá es rápido en ajustar cuentas!

52.

Éste es un comunicado dirigido a los hombres para que, por él, sean advertidos,

para que sepan que Él es un Dios Uno

y para que los dotados de intelecto se dejen amonestar.

*********

© Copy Rights:

Zahid Javed Rana, Abid Javed Rana, Lahore, Pakistan

Visits wef 2016

AmazingCounters.com